De película

Seguro que en alguna película,serie o libro habéis visto eso de “desde el primer momento en que lo vi supe que era para mi,que era el mío…” “Bah,paparruchas del cine” me decía cómo ibas a saber si una persona estaba destinada a estar contigo solo con verlo?antes tendrías que conocerlo,ver si sois compatibles,si os lleváis bien,etc…no? .

Es necesario que no creas en algo,para que te acabe pasando…a día de hoy puedo decir que ese sentimiento de las películas es real,aunque con algún que otro cambio….Sí,puedes sentir que una persona es “la tuya”solo con verla, oírla…es algo raro,algo que ni tú misma entiendes…no conoces de nada a esa persona,solo habéis compartido pequeñas opiniones sobre una afición,pero por alguna extraña razón sientes la necesidad de hablar con él a todas horas,aunque sean tonterías sin sentido, tenéis una conexión que con pocas personas has llegado a tener.

Un día compartís algo más que afición,sin daros cuenta os empezáis a contar cosas que os han sucedido en el día,anécdotas del pasado,pensamientos de futuro…cuando menos te lo esperas estáis compartiendo intimidades que pocas personas saben ,”No es lógico que le esté contando esto a una persona que prácticamente no conozco”,te dices a ti misma,pero es esa conexión que nombrábamos antes la que te hace hacerlo,te sientes tan cómoda con él que te da igual contarle tus problemas,pensamientos…sientes que puedes confiar en él,y ves que él también confía en ti.

Esto confirma el sentimiento peliculero que nombramos al principio,sí,puedes ver a una persona y sentir “es el mío”,pero lo que jamás podrás saber es si él ha sentido que  tú eres “la suya”